...ViBRAndo...

...'El paso del tiempo es a veces como un tren en mi cabeza, otras se transforma en una espiral, otras en una iteración infinita de evolución. Fibonacci me susurra parte de la sucesión, pero ya no puedo escucharlo. Da Vinci me dice que lo dibuje. Un amigo me recuerda que sólo lo sienta. Suena como tren cuando parece que va más lento, chuk-chuk-chuk chú-chú, y oscila entre una vibración continua-apacible y una vibración chirriante-explosiva cuando retoma su fluir más certero: cuando se muestra tal como devenir caótico de movimiento. El paso del tiempo salta en el espacio, gira, se retuerce y me mira. ¿Me mira? Yo creo que lo miro, pero soy parte del mismo; la mayor ilusión que vivo, es como ver a Schrödinger y su gato, otro viaje en el tiempo. Ese es parte del secreto de la máquina del tiempo, encerrarse en la caja sin el gato. Vuelvo a escuchar el tren, chuk-chuk-chuk chú-chú, veo un espejismo de agua, me agacho a beber y caigo en lo más hondo de la fosa de las Marianas...
Ahí escucho a mi amigo que me repite: tiene más vida, más movimiento, la inducción que la deducción...
Y en esa profunda oscuridad, sintiendo el vibrar de la Tierra, y el cantar de seres desconocidos, entiendo, entiendo, entiendo la inducción, mientras toco el fondo y explota un volcán submarino.......soy lava, lava que fluye por el fondo marino, en contacto con toda la superficie, y no tengo ojos, o soy todo ojos porque todo lo veo, lo siento...una pequeña luz se aparece, y soy la bioluminiscencia abisal; ya no hay oscuridad, es todo luz, por un instante, que es todo el tiempo, y vuelve la oscuridad, ahora de una corriente marina que fluyo...entonces, soy un ser abisal, entre tierra, agua, volcán, y un dragón submarino.......me muerde, me muerdo, soy lo que siento...

[...]'


[~·El Tiempo. Su Movimiento. El Espacio.·~]

Comentarios

Entradas populares